e-migrando

30 06 2007

Este mes de junio he cambiado de trabajo.
Necesitaba un cambio en mi vida, y la verdad es que todo ha sido muy rápido.
No me ha llevado más de tres semanas tener un par de ofertas en firme. Esperaba tener más dificultades, será cierto eso que dicen: “quien no trabaja es por que no quiere”.

Pero no voy a contaros donde trabajo, o hacer un post nostálgico. Os contaré mis primeras experiencias en entrevistas de trabajo, las cuales, han sido bastante variopintas. Pondre las más divertidas claro.

Ahh! Soy casi (más casi que soy) ingeniero en informática.
(no pondré el nombre de las empresas, nunca se sabe las vueltas que da la vida…)

Caso 1. Consultora.
Soy citado, a la hora que yo elijo, en un céntrico edificio de oficinas. La última planta, espectacular.
La entrevista es con un distante “responsable de recursos humanos” respondo como buenamente puedo una especie de test sobre conocimientos en informatica (lenguajes, utilidades, etc).
Tienen un cliente que necesita un par de técnicos y yo cumplo uno de los perfiles.
Quedamos que se me avisará para visitar al cliente y acabar de certificar mi incorporación.

A los dos días recibo una llamada en mi móbil. Ha quedado con el cliente en dos horas y me piden si puedo asistir. ¿?!!
Dos horas! Como es mi primer “movimiento” acepto, eso si, un poco sorprendido por la situación.

Vienen a buscarme al trabajo en coche y vamos a ver al cliente (una gran empresa de seguros con nombre de ciudad).
En el coche coincido con el otro “perfil”. Un extraño personaje más preocupado por donde hay restaurantes para comer que en saber cual será su trabajo.

Hacemos la entrevista juntos. Cosa que me desconcierta y desconcentra, pues el “colega” no para de hablar por los codos, eso si, sin decir nada.
Otro test de conocimientos. No me motiva mucho el proyecto que me proponen, así que dejo que hable mi “compañero de aventura” admirado por su insustancial labia.
A la salida comento que no me interesa demasiado.
La charla de vuelta gira en torno a los restaurantes de la zona.

Quedamos que me llamarán para informarme de cual ha sido la respuesta del cliente. Esa llamada no se produjo.

Caso 2. Consulta – Empresa.
Me cito con una chica muy atenta en un edificio más céntrico que el anterior. Me pide que rellene unos documentos segun ella “sencillos” antes de vernos. Me los manda por mail.

Recibo 3 documentos.
1. Excel con una espécie de test psicotécnico con 50 preguntas.
2. Word, estilo examen de tema: Como eres? A que aspiras?….
3. Word con 40 preguntas personales y profesionales.

Destino más de tres horas a rellenar lo mejor que puedo los documentos, un poco alucinado por las preguntas, querran casarse conmigo o simplemente darme trabajo?

Acudo a mi cita, ansioso, como si fuera a recibir las evaluaciones de final de curso. No es así.
Me dejan en una pequeña sala, de un piso, más destartalado que un viejo piso del paralelo barcelonés, y en una mesa hexagonal, como la de los parbularios, me dan boligrafo y papel para que escriba una redacción de presentación a la empresa que quiere contratarme.

Todavía me sonrío cuendo pienso en ello.
Según me dijeron era para un estudio grafológico. Del cual tampoco he recibico resultados. Seré un psicópata?

Superado el primer filtro acordamos día y hora para visitar al cliente. Me da la web de la empresa e insiste en que la visite.

Llego a la empresa, me hacen esperar más de media hora. Cuando estoy pensando en quejarme vienen a por mi.
Estamos en una mini-sala de 2 o 3 metros cuadrados:
– El gerente de la empresa
– El responsable del departamente de desarrollo
– La chica con la que me he preentrevistado
– El jefe de la chica con la que me he entrevistado
– yo

Ni una ventana en la sala, debían llevar toda la tarde de entrevistas, nos faltava un poco el aire.

Me preguntan por la web. ¿Que te ha parecido?
Responso que creo que me equivoqué pues es demasiado sencilla. (para la situación en la que me veo metido)
Estan de acuerdo conmigo y rompemos el hielo.

Empiezo siendo atacado por el jefe de la consultora, que esta más preocupado por conocer que hace la empresa que dejo que por mis capacidades. Tiene relación, pero una empresa no la hace una persona, y mis capacidades no sólo han sido para los clientes de mi anterior empresa.
El único que me “entiende” es el gerente de la empresa, pues tiene una visión más práctica de la vida y menos transcendental.
El responsable de desarrollo me pregunta si se programar en html ¿?!! Si, también se escribir documentos word, no te jo… Estoy por levantarme e irme.

Me marcho casi sin escuchar como quedamos, paso de tener “esa cosa” como responsable.

Caso 1 bis. Consultora
Recibo la llamada del responsable en recursos humanos del caso 1. Se ha equivocado de persona. Aún así aprovecha para citarme en dos horas para ver a un cliente. Le digo que no. Quedamos para mañana a las 9, pero que dice! hace años que no madrujo tanto.
Le mando un sms y le doy calabazas. Me llama y me pide montar la entrevista otro día, la siguiente semana, acepto.

Ese mismo día, recibo su llamada. Ver al cliente de inmediato. Acepto, a ver si me lo quito de encima.
Repetimos la excursión del primer día, viene a buscarme, hablamos de la oferta y de las condiciones de trabajo en el coche.
Tengo la sensación que este tío trabaja para la mafia, hablamos más en el coche que en los despachos, ¿tendrán micrófonos de la poli en el despacho?

La propuesta no está mal, aunque profesionalmente no me aporta mucho. Así que tampoco pongo mucho ímpetu.
Volvemos a quedar que se me informará de la decisión. Nuevamente esa llamada nunca se produce.

He hecho más entrevistas, pero las puedo catalogar de normales, incluso interesantes. Las más “espectaculares” han sido estas dos empresas. Una, una panda de lameculos, que me han hecho correr destrás del cliente, si antes de trabajar con ellos ya vamos de ese palo, como será trabajar con ellos.
Los segundos, una especie de emporio de pin y pon, o secta sobredimensionada en aspectos extralaborales, con cable de red por el suelo de la empresa. Triste.

Huelga decir que no he terminado en esas empresas.
Estoy bastante satisfecho con mi decisión, llevo un par de semanas en mi nuevo trabajo y aunque tiene aspectos bastante mejorables, las cosas pueden ser muy buenas y divertidas.
🙂

Anuncios

Acciones

Information

One response

2 07 2007
wasuata

Joder, pos vaya con la mafia que te mueves!!!! dentro de nada te veremos con el típico traje de rayas… que bueno… este tipo de traje, lo lleva tanto panoli que ya de mafia no tiene nada vamos.

Felicidades por el nuevo trabajo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: